Carlos vive desde hace años distanciado del lugar donde creció y de su familia por una aversión hacia la figura de su padre. Cuando éste muere, Carlos regresa para encarar la desaparición del progenitor y lo que eso supone para su hermana y su madre.

Hubo un lugar es un cortometraje producido por ESCAC Films, elegido por la Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya para su financiación como proyecto final del Máster de Dirección Cinematográfica. En él han participado alumnos de ESCAC así como profesionales de diferentes lugares de España.